Una arecibeña en el Viejo San Juan

veronica fashion design student

En esta publicación haremos algo diferente.  Te presento el escrito de una joven estudiante de modas en la Escuela de Artes Plásticas y Diseño de Puerto y una mirada a su vida, estudiando, trabajando y viviendo en Viejo San Juan.

Vivir en el Viejo San Juan 

Por: Verónica Rocío Meléndez

Vivo desde hace dos años en el Viejo San Juan.  A diario  me preguntan “¿Cómo se siente vivir en el Viejo San Juan? ¿Te gusta vivir ahí? ¿Es caro vivir en Viejo San Juan, verdad? ¨ Si tuviesen alguna idea de lo saturada que estoy de las mismas preguntas. Pero les hago la historia corta larga para que tengan un ¨view¨ de lo que es vivir en esta histórica ciudad, catalogada como una de las más hermosas en el mundo entero. En agosto 2015, luego de haber terminado mi grado asociado en modas en la Universidad del Turabo, me vi obligada a estudiar en la Escuela de Artes Plásticas de PR, y digo obligada ya que es la única universidad con el programa de Diseño de modas a nivel de Bachillerato en Puerto Rico. Al yo ser del norte de la Isla, Arecibo, y tener un horario escolar de lunes a jueves tuve que buscar un lugar donde vivir cerca de la universidad.

Viví un mini infierno en el primer apartamento, pues la persona con quien lo compartía y yo teníamos muchas diferencias, en adición era un lugar demasiado pequeño. Me di a la tarea de buscar otro lugar, en donde me tuve que mudar con dos chicas, totalmente desconocidas. Los pros de este lugar eran que tenía mi propio cuarto, era un lugar espacioso, estaba cerca de la universidad y tenía privacidad. Además, mis compañeras de apartamento eran muy amables, responsables y limpias. Fue y es un lugar que me da mucha paz. Además, la renta es accesible.  Claro eso no contesta por completo, pero es parte fundamental de la pregunta¨¿Te gusta vivir aquí?¨ La respuesta es sí, me encanta vivir en esta ciudad, aunque no todo es perfecto.

Una de las cosas que más me incomoda de esta zona es el estacionamiento, pues nunca consigues uno cerca de tu casa, a no ser que tengas suerte, y antes de conseguir uno no faltan las treinta vueltas. Otra cosa que detesto son las dichosas construcciones, estas comienzan desde las 7 a.m. a hacer ruidos y los trabajadores solo saben gritar para comunicarse, además de los camiones de basura ataponando las calles.  Las calles son estrechas y las aceras ni hablar, así que de cualquier cosa se estanca el tránsito.  

old san juan puerto rico

Son más las cosas que amo de aquí, como por ejemplo, todo queda cerca. El Viejo San Juan cuenta con muchísimas tiendas de ropa, de zapatos, y ¨souvenirs¨.  También está rodeado de deliciosos y variados restaurantes y cafeterías.  Para los locales es una ventaja tener el supermercado y farmacias cerca de nuestro hogar.  No es necesario sacar el auto a diario para hacer compras o simplemente comprar unas medicamentos. También, cuenta con lugares hermosos y con bagaje histórico como El Morro, el Paseo de la Princesa,  el muelle en donde nos visitan miles de turistas en los cruceros, entre otros. Otra ventaja, ya que el Viejo San Juan es un lugar tan turístico, es que encuentras lugares o negocios para compartir con tus amistades o para conocer nuevas personas, por ejemplo, las barras o restaurantes de la Calle San Sebastián.  Mis favoritos son: La Factoría, El Ático, La Taberna del Lúpulo, El Quinqué, Nono´s, La Sombrilla Rosa, La Mala Vida, entre otros. 

Amo vivir aquí por que en cualquier sitio consigues un ¨spot¨ para estar a solas y meditar, ver arquitectura enriquecedora, tomarte un café y tener una buena conversación con otras mentes.
— Verónica Rocío Meléndez
veronica fashion design student

En Viejo San Juan conoces a casi todo el mundo, le tomas cariño hasta a los adoquines más deteriorados de la calle. Por esta y muchas razones adoro vivir aquí.

Visita esta hermosa ciudad, trae tu mejor cámara, y tus personas favoritas.  ¡Crea memorias y disfruta lo que la Isla nos da...  La vida es una dicen, y Puerto Rico, sí es rico!
— Verónica Rocío Meléndez
blog verano del 82