Arbolito, arbolito

Mi arbolito inspirado en el juego Minecraft

Mi arbolito inspirado en el juego Minecraft

El olor a pino en Puerto Rico sólo se siente en la época navideña.  En mi caso, me hace rememorar las lindas navidades que pasaba en Alturas de Mayagüez, donde me crié. Fui muy dichosa pues viví en una calle sin salida con cerca de dos docenas de vecinitos con quien jugar. Las vacaciones navideñas se disfrutaban al máximo.

Papi fue policía por casi cuarenta años, por lo que pasamos muchos días festivos mami mi hermano y yo, sin él.  No escuchaba a mami quejarse al respecto por lo que entendíamos que simplemente era parte de su deber.  A pesar de esto, no había navidad que él no llegara sin un arbolito de navidad para montar. Lo mas importante era que el árbol fuera natural.
Todo era sencillo, pero con mucho entusiasmo.  Eran los ochentas, tiempos en que en los arboles se usaban luces de gigantescas multicolores y las lágrimas plateadas que tan de moda estaban... No podía faltar la estrella iluminada que papi siempre ponía, pues él era el único que alcanzaba a montarla. .  Se las ingeniaba para hacer caber arboles de 9 pies dentro de la casa, y los solía sostener con bloques en lugar de un stand.  Se encargaba de echarle agua y de barrer las ramitas que caían ya cuando se acercaban los reyes, y se iba secando.  El decía que el olor a pino era indispensable en esos días, por lo que valía la pena el sacrificio

El año pasado no puse árbol en casa, pero este año preferí honrar su memoria.  Mi hijo es fanático del juego Minecraft, así que decidí ser creativa y usar unos bloques de cartón de ese juego como decoración para el árbol.  Nos encanta que tenemos un arbolito muy original, y por supuesto, es natural.  Mide menos de 5 pies, pero ese olor a pino me transporta a mi niñez, a la época mas bonita del año y a esos recuerdos que atesoro en mi corazón.

Aprovechemos la temporada navideña para relatarle a nuestros hijos historias de nuestra niñez, cuando el día de navidad corríamos de casa en casa compartiendo el juguete que tanto deseábamos, tiempos en que la gente enviaba postales de navidad por correo y los juguetes preferidos eran las Barbies y las bicicletas.  Esos tiempos han cambiado y debemos seguir hacia delante, pero como dicen por ahí, recordar es vivir. Bendiciones a todos en esta época, y mis mejores deseos para el 2016. Despertemos por un rato ese niño que hay en nosotros y disfrutemos en familia!

Si te gustó mi artículo te agradeceré que lo compartas y comentes aquí en mi blog :0)

XOXO,

--- tommie