Johanna Zapata

Johanna Zapata en su salón de belleza

Johanna Zapata en su salón de belleza

Conocí a Johanna inicialmente como clienta, luego me convertí en su clienta.  Nos hicimos buenas amigas y tenemos mucho en común.  Tal vez no saben que cuando comencé mi negocio me dedicaba sólo a vestidos de novias y formales.  Llegué de Nueva York con la visión de confeccionar alta costura y Johanna fue de esas clientas especiales.  Llegó a visitarme por primera vez a mi primer atelier en el 2001, para que le diseñara su vestido de novia y ajuar de luna de miel.  Me siento orgullosa de haber sido cómplice de esa parte tan importante de una mujer, como lo que es su boda. 

Johanna Zapata (Nana, como le apodan sus allegados) nació en Mayagüez.  Es la primogénita de una sanjuanera y un caborrojeño.  Ella es amante de la belleza, la educación, los viajes, la lectura y el estudio de diferentes culturas. Como buena isleña posee también una enorme debilidad por la playa, donde suele pasar sus fines de semana. 

Nana entiende que hay oportunidad para todos en este mundo y que si nos apoyamos unos a otros todos ganamos, sobretodo en momentos difíciles, como los que vivimos hoy en día.  Esta orgullosa madre de dos hijas que son su motor y su gran prioridad, cursó estudios en el Colegio San Agustín de Cabo Rojo, donde se graduó de escuela superior.  Luego se trasladó al Recinto Universitario de Mayagüez donde estudió Administración de Empresas.

Desde la adolescencia soñaba con tener su propio negocio, algo que se relacionara con la mujer y la belleza. Una “girl’s girl” siempre atraída por el mundo de la moda y sus tendencias; además una eterna enamorada de Francia, su historia y lenguaje. Ese amor  por Francia despertó en ella el interés de estudiar la lengua y literatura francesa. Mientras cursaba sus estudios en administración de empresas tomó todas sus electivas en francés, y participó de un viaje de estudios a París, experiencia que le abrió las puertas a un nuevo mundo.  Ya graduada en administración de empresas regresa al RUM a culminar su bachillerato en lengua y literatura francesa.

Luego de innumerables experiencias de trabajo, la mayoría de ellas en el área de ventas y mercadeo y de haberse convertido en madre de sus hijasFernanda Sophia e Ivanna Sophia decide ofrecer sus servicios como profesora de francés. Este trabajo la llenó de grandes satisfacciones y le permitió estar en contacto con excelentes estudiantes. Para ella la educación es un hermoso intercambio en el que el profesor también aprende de sus alumnos.  En el año 2014 adquirió finalmente un negocio como el que tanto deseaba, Uma Salón.  Un hermoso salón de belleza ubicado en Cabo Rojo en el que ha puesto su alma y corazón.

Cuando le preguntamos a Johanna cuál ha sido el momento más difícil en su carrera nos cuenta que un fracasado en un intento de negocio, cuando estaba recién casado fue muy duro para ella. Ambos formaban parte del proyecto de negocio, por lo que la situación económica se tornó muy complicada, surgieron situaciones desagradables con personas que fueron muy queridas para el matrimonio, pero de ello dice haber aprendido mucho. De toda experiencia, buena o mala,  hay una lección.

El mejor consejo que ha escuchado fue dado por el gran sabio Confucio :  “Haz lo que amas y no tendrás que trabajar un solo día de tu vida.” Johanna expresa que hacerlo que a uno le apasiona trae muchas alegrías y triunfos y finalmente en Uma Salón ha encontrado una manera de servir al público, y disfruta de ver clientas satisfechas que recomiendan el salón y regresan una y otra vez.

“Con los años he aprendido que nada hace a uno más bella que el aceptarse como uno es, eso crea una especie de magia que irradia a todo el que le mira. También es esencial cultivar una vida interior rica que pueda reflejarse en el físico.” Comenta Johanna.

Para divertirse, Johanna va a la playa, lee y sale con su familia y amigos.  Uno de sus libros preferidos es A Tale of Two Cities de Charles Dickens. Y entre sus películas favoritas está The Notebook.   Tiene en mente varios proyectos pero el más importante es crecer como ser humano y ser capaz de ayudar a quien la necesite.

 

Si te gustó mi artículo te agradeceré que lo compartas y comentes aquí en mi blog :0)

XOXO,

--- tommie